jueves, 16 de febrero de 2012

ROPA VIEJA

Mi abuela era una genial cocinera. Gracias a ella y a sus increíbles habilidades culinarias mi porcentaje de grasa corporal a los 13 años alcanzó límites sólo sospechados en la ciencia ficción. Grasa que en adelante fue convenientemente reconvertida en pura fibra gracias al balonmano, las peleillas callejeras y las tías.
Mi plato favorito era el más sencillo...del que era capaz de devorar con avidez - ante el asombro del personal- todo lo que me pusieran por delante. Ese plato maravilloso era la “ropa vieja”, ese mejunje que resulta de machacar todo lo que sobra del cocido.
Pero no eran unas sobras casuales sino planificadas al detalle. Estaba absolutamente prohibido repetir, imposible intentar conseguir algo más de condumio…un plato de cocido y se acabó!!...que mañana será otro día…y mucho más apetitoso.
La “ropa vieja”,  no la paella o la tortilla de patatas, es el plato que mejor encaja con el espíritu de este País de Mierda…al que le sobran los albañiles, le sobran los parados, le sobran los científicos…y los funcionarios, los pobres,  los jubilaos achacosos; le sobran los profesores y los estudiantes, los médicos… las enfermeras –macho o hembra- y los enfermos gastosos; sus agricultores, sus ingenieros y sus pescadores… sobran!!..., coño!!, hasta las putas empiezan a estar de sobra!!.
Y ya que sobran…los machaca… y los funde en una masa quebradiza y deforme…que arroja sobre el humeante sofrito de lo que antes fueron los picantes y sabrosos ideales de la democracia y el estado social…para, una vez en su punto, servirlo en bandeja de plata…a los cerdos, hijos predilectos de este País de Mierda…que ya empieza a sobrarnos.

4 comentarios:

  1. ¡Hola!¡Tatán! ¡Sorpresa! ¡Te he encontrado! a través de Alí y me dio mucho gusto leerte, y haciendo caso omiso de lo que sobra, ja,ja,ja,ja, te diré que la "ropa vieja" era un guiso que me encantaba cuando lo hacía mi mami ¡hmmmmm! Espero que algún día me salga tan rico como a ella, que por cierto, este guiso es una herencia española que nos han dejado.
    Saludos!!!!! :)

    ResponderEliminar
  2. Isaaaa!!

    Jajaja...qué tal!!. Ese guiso tiene su punto, es necesario entenderlo para que salga bien al 100%...y aún así, incluso al 50% está de escándalo!!... aunque lamentablemente, mi colesterol impide que lo haga "como dios manda".
    Espero que estés mejor de tus achaquillos, cuídate bien!!
    ;)

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  3. Tu ropa vieja era mi caldo de berzas que se cocia en pote de hierro para que durase toda la semana.Por cierto que en mis agnos mozos tambien practique el balonmano, pero despues ganaron otros deportes..

    ResponderEliminar
  4. Ave César!!

    Uhhh...me ha recordao Usted la berza con almejas de mi abuela...ReDiossss...qué gusa m'acaba de entrar.

    La práctica del balonmano podría ser bastante útil estos días en los que los geiperman andan avasallando a los equipos de alevines por las calles de Valencia. ¡¡Hay que fomentar el deporte!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar