domingo, 28 de marzo de 2010

CAPITALISMO

A ver, a ver, ¿cómo conseguiría yo explicaros en pocas palabras qué es el Capitalismo?..ehhh...bueno, se me ocurre que...esta vez os ilustre alguien que fue una herramienta muy útil en su defensa, conservación y expansión. Es el General del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos de América Smedley Butler:

"He servido durante 30 años y cuatro meses en las unidades más combativas de las fuerzas armadas norteamericanas: en la Infantería de Marina. Tengo el sentimiento de haber actuado durante todo ese tiempo de bandido altamente cualificado al servicio de los grandes negocios del Wall Street y sus banqueros.

En una palabra, he sido un pandillero al servicio del capitalismo. De tal manera, en 1914 afirmé la seguridad de los intereses petroleros en México, Tampico en particular. Contribuí a transformar a Cuba en un país donde la gente del National City Bank podía birlar tranquilamente los beneficios. Participé en la "limpieza" de Nicaragua, de 1902 a 1912, por cuenta de la firma bancaria internacional Brown Brothers Harriman.

En 1916, por cuenta de los grandes azucareros norteamericanos, aporté a la República Dominicana la "civilización". En 1923 "enderecé" los asuntos en Honduras en interés de las compañías fruteras norteamericanas. En 1927, en China, afiancé los intereses de la Standard Oil.

Fui premiado con honores, medallas y ascensos. Pero cuando miro hacia atrás considero que podría haber dado algunas sugerencias a Al Capone. Él, como gángster, operó en tres distritos de una ciudad. Yo, como marine, operé en tres continentes. El problema es que cuando el dólar americano gana apenas el seis por ciento, aquí se ponen impacientes y van al extranjero para ganarse el ciento por ciento. La bandera sigue al dólar y los soldados siguen a la bandera."


La Guerra al servicio del Capitalismo


viernes, 12 de marzo de 2010

POR TU BIEN

A río revuelto…empresarios y economistas de la extrema derecha liberal-conservadora, retrógrada y enemiga de los trabajadores, ansiosa de más beneficios, deseosa de vernos más sometidos por la necesidad y animadísima por el nuevo rotundo fracaso de la “izquierda” sociata y pija del PSOE, saltan a la palestra envalentonados y comienzan a sugerirnos a los trabajadores que renunciemos a siglo y medio de conquistas sociales y políticas, de dolor y sufrimiento…de sangre derramada. Y lo hacen por nuestro bien, prepotentes y seguros, mezquinos y arrogantes, ante una sociedad sometida y silenciada por un Régimen planificado y diseñado para mantenernos al margen…de nosotros mismos.

Saben bien que esta Juventud castrada no moverá un dedo por su futuro. Ni sometida a índices de desempleo juvenil brutales ni lastrada por índices tercermundistas de fracaso académico, será esta generación capaz de plantar cara a ese Sistema que nosotros sus Padres hemos alimentado y mantenido a base de consumo ciego, hipotecas, préstamos, deudas…en beneficio de estos comemierdas que ahora, en agradecimiento, quieren reeditar, por nuestro bien, su añorado Capitalismo decimonónico prerrevolucionario.

Su Capitalismo es nuestra Edad Media. Sus intereses son nuestras cadenas, sus deseos nuestra condena…nuestra resistencia su peor pesadilla. Siento hoy oleadas de simpatía, empatía y agradecimiento hacia todos aquellos que se han negado a colaborar con los preceptos del Sistema, los que decidieron que era más digno ser un Trabajador que pretender ser un puto Burgués.

Empresarios y economistas de la extrema derecha liberal-conservadora nos están poniendo a prueba. Quieren saber si somos capaces de mostrarles la frente o la nuca.




Cuando un Empresario o Economista de extrema derecha asqueroso y mamarracho te vuelva a proponer un contrato sin contrato, la jubilación a los 70, sin indemnización, sin beneficios, salarios inferiores al Salario Mínimo y te diga que eres un ciudadano libre de cogerlo o no, que entre hombres libres sobran los intermediarios, que los sindicatos son un lastre, que Marx era un borracho fornicador...y que lo hace por tu bien, recítale este bonito poemilla:

¡Ayho, ayho!
Al bosque a trabajar
los enanitos buenos tenemos que currar.
¡Ayho, ayho, ayho!
Como hay mucho paro hijo
tienes que aguantarlo todo
como está la vida hoy
es que hay que comer.
Todo el día reventando
a un cabrón beneficiando
encima con cachondeos
de amor al trabajo.
¡Ayho, ayho, ayho!
Cuando llega el final de mes
con mirada de desprecio
te reparten sus migajas
agradecimiento.
Somos enanitos,
somos los siete enanitos,
pero en este cuento
Blancanieves no folla con ellos.
¡Ayho, ayho, ayho!
Ya vale de pringar.
Los enanitos buenos,
al patrón han de.....¿darle besitos?...ehhh...¿lamerle el culo?...ufff, no consigo entender lo que dice al final...ejem.



...Puede que funcione,
puede que no,
pero el per
ro no lo olvidará.